Torre Loizaga. El templo europeo de los Rolls-Royce

con No hay comentarios

En Galdames, en plena naturaleza y a solo 30 km de Bilbao se encuentra Torre Loizaga. La reconstruida torre medieval de Loizaga posee la única colección de Rolls-Royce en Europa con todos los modelos fabricados entre 1910 y 1998. Esta torre de defensa alberga además otra selecta colección de coches antiguos, clásicos y deportivos.

 

En este museo del lujo automovilístico, podemos encontrar desde el inmortal Rolls-Royce Silver Ghost limousine, que perteneció al Maharajá de Johdpur, hasta el icónico superdeportivo italiano rojo del «Cavallino Rampante» (Ferrari).

 

Las colecciones están distribuidas en seis pabellones. En el primero destacan lujosos ejemplares de la primera etapa del siglo XX, codiciados por reyes y celebridades de la época. Se completa con unos ejemplares americanos que comparten fisonomía con los carruajes y carrozas expuestos en la estancia. El segundo pabellón cuenta con elementos más modernos y clásicos, siendo realzado con la presencia de elegantes deportivos descapotables y de un insólito camión de bomberos del parque automovilístico inglés. En la tercera sala rivalizan en protagonismo velocísimos deportivos con los primeros ejemplares de Rolls-Rocye que apuntan en la exhibición. En el siguiente recinto se aprecia la evolución estética y mecánica de la firma británica a través de una sucesión de modelos que abarcan varias décadas.

La sala quinta despliega una selecta muestra de modelos Silver Ghost junto a la espectacular serie Phantom, que incluye uno de los modelos más exclusivos del mundo. La exposición halla su punto culminante en la última estancia del recorrido, donde relucen los primeros modelos de la serie Silver Ghost.

 

Todos los coches se encuentran en perfecto estado de conservación y listos para ser puestos en marcha. El brillo que emana de sus pulidos cromados, nobles maderas y vibrantes pinturas no revela a primera vista la imprescindible y minuciosa labor de restauración desarrollada por hábiles mecánicos locales, principalmente en aquellos vehículos que no llegaban en óptimas condiciones.

 

Cada coche va acompañado de una ficha orientativa que no pretende profundizar en aspectos técnicos o históricos, que están al alcance de todos. La atención se centra en hacer despertar el interés hacia tan trascendente invención, dejando a la imaginación la tarea de desentrañar los relatos que se esconden tras estas fascinantes máquinas, testigos de tantas vidas pasadas.

 

Carruaje de novia

 

 

Una bella carrocería es la suma de muchos talentos. La brillantez del ingeniero que concibe el diseño del motor y su mecánica, la destreza de calificados artesanos que domeñan la madera y el metal, el cobre y el cristal, la audacia de los carroceros, la producción de piezas únicas y exclusivas. Tal búsqueda premeditada de belleza permite emparentar esta actividad con las demás artes aplicadas.

 

Un halo de leyenda envuelve desde hace un siglo a la estatuilla plateada que corona el radiador de los Rolls-Royce. Conocida por los nombres de “Espíritu del Éxtasis”, “Dama Alada” o “Dama de Plata”, la que ha sido aclamada como la más bella figura que haya lucido nunca en un coche, representa a una joven inclinada hacia delante que extiende sus brazos hacia atrás, mientras que los pliegues de su túnica diáfana, envueltos por el viento, evocan la forma de unas alas.

La obra debía simbolizar “el espíritu del Rolls-Royce: la velocidad y el silencio, la ausencia de vibraciones, la misteriosa alianza de una gran energía con la suprema gracia de un bello organismo viviente” –según palabras de Claude Johnson, gerente de Rolls-Royce- inspirado en la mítica belleza de la diosa Niké, encarnada en La Victoria de Samotracia exhibida en el museo del Louvre, en París.

 

La excepcional muestra de coches que atesora la Colección Miguel de la Vía-CMV es ante todo fruto del buen hacer de su creador, que no escatimó medios ni esfuerzos para reunir un compendio de iconos del automovilismo, al tiempo que levantaba un grandioso conjunto arquitectónico.

Tomando como punto de partida la colección particular, la búsqueda de nuevos ejemplares de la firma Rolls-Royce y de otras marcas desembocó en un conjunto de setenta y cinco vehículos provenientes de todo el mundo: una surtida muestra representada por coches con reminiscencias de carruaje, exclusivos modelos veteranos y clásicos, vehículos de prestigio y elegantes deportivos. Tan laboriosa búsqueda fue a dar en cierta ocasión con un deteriorado Rolls-Royce Silver Ghost, carrozado por el prestigioso Barker, …

 

Abierta al público desde la década de los noventa, la Torre de Loizaga ha sido tradicionalmente un punto de encuentro ineludible para clubs de aficionados y amantes del motor en general, que gustan de plasmar sus impresiones en los numerosos foros que atraviesan la red. Un acontecimiento de especial relevancia tuvo lugar en abril de 1997, en el que la Torre se convirtió en el escenario privilegiado de una flamante concentración de coches antiguos, provenientes en barco desde el Reino Unido. Representantes del “Club de Entusiastas de Rolls-Royce” (Rolls-Royce Enthusiasts’Club), en el curso de una recepción de bienvenida, tuvieron la oportunidad de entregar una placa conmemorativa a Miguel de la Vía, por la que se le otorgaba el título vitalicio de Miembro Honorífico del Club (Honorary Member for Life), en reconocimiento a un gran trabajo.

 

Torre Loizaga acogerá del 28 al 30 de Septiembre, la tercera Edición del Salón High Motors & Luxury Show, dedicado a productos de lujo en torno al mundo del motor, dirigido a consumidores de productos de alta gama.

Para más información, podéis consultar los links que aparacecen al final de este reportaje.

Nunca podré olvidar mi visita a este templo del buen gusto, y el placer de compartir el día con  Maria López Tapia de la Vía, sobrina del fundador y actual cabeza visible de Torre Loizaga y con Javier Alonso de Salon High Motors, que ejerció de magnífico anfitrión. Gracias a los dos!!

Feliz dia,

Judith

http://www.torreloizaga.com

http://www.salonhighmotors.com

 

Dejar un comentario