Pau Escat. El artista que integra el oro en sus obras.

con No hay comentarios

Conocí a Pau Escat en la presentación de su colección en el Hotel Murmuri de Barcelona en la que nos mostraba una serie protagonizada por formas circulares inspiradas en el arte de la joyería. A lo largo de nuestra vida contemplamos muchos cuadros que nos dejan completamente indiferentes, pero cuando entré en la sala y mis ojos conectaron con el primer cuadro de Pau, supe que algún día tenía que tener uno presidiendo mi sala de estar.

Cuatro generaciones de joyeros en la familia de este artista barcelonés, han dejado una clara impronta en la creación de sus obras, el Oro. Este elemento que a mi tanto me seduce, y que en la antigüedad algunos creían que ingerir sus alimentos diarios servidos en platos de oro podría prolongar su tiempo de vida.

 

Sus obras son pura energía, un oasis creado a partir de colores sobrios mezclados con material físico. Sobre lienzo o sobre madera, están creadas bajo técnica mixta. Escat nunca utiliza fijadores o barnices. Le gusta la idea que los materiales se mantengan «al crudo». Es plenamente consciente de que el paso del tiempo puede hacer estragos en sus obras, pero como en nosotros mismos ¿no?. Al fin y al cabo forma parte de la naturaleza, de la esencia primaria de las cosas.

 

Un arte visceral, lleno de movimiento, pasión y elegancia es lo que caracteriza a la nueva colección de este artista catalán.

Con representación en París, Nueva york, México y Barcelona, Escat nos presenta por primera vez en su ciudad, su colección inspirada en el arte de la joyería.

 

El círculo es su nueva obsesión, con toda la simbología que implica. Las gamas cromáticas, enfocadas hacia tonos naturales. sobrios y elegantes, combinan a la perfección con el elemento dorado metalizado, sello del artista en todas sus obras.

 

Pau Escat en su estudio de Barcelona.

Y como yo siempre digo, cuando deseas algo con mucha intensidad, el  Universo siempre acaba poniéndote las cosas en tu camino, y así fue como finalmente una obra de Pau Escat acabó iluminando mi sala de estar.

 

Amad el arte. De todas las mentiras es, cuando menos, la menos falaz.

Feliz día,

Judith Gabarró

http://www.pauescat.com

 

 

Dejar un comentario